INAOE
HAWC

High Altitude Water Cherenkov / El Observatorio de Rayos Gamma HAWC

Sitio de HAWC en Sierra Negra
Figura 1. Sitio de HAWC en Sierra Negra. HAWC, High Altitude Water Cherenkov, es un observatorio de rayos gamma (γ) de gran apertura capaz de monitorear el cielo en el rango de energías de 100 GeV a 100 TeV. En 2010 se instalo arreglo de verificación VAMOS, y en 221 se instalo la primera fase de HAWC que consta de 30 tanques detectores.

Rayos Gamma (γ)

Las ondas de radio, la luz visible y los rayos X y gamma son distintas manifestaciones de un mismo fenómeno: las ondas electromagnéticas o fotones. Lo que las diferencia es su longitud de onda o, equivalentemente, la energía del fotón en cuestión. Así, la luz visible corresponde a fotones de entre 2 electrón-voltios (eV) -luz roja- y 3 eV (luz violeta). La luz ultravioleta es más dañina para los organismos ya que sus fotones pueden tener una energía de 10 eV. Los rayos X tienen energías de centenares o miles de eV, y traspasan la piel y materiales delgados sin mayor dificultad. Los rayos γ son los fotones de mayor energía, y en particular HAWC estudiará el cielo detectando fotones con energías de billones (millones de millones) de eV. Sólo los fenómenos más violentos del Universo pueden producir este tipo de radiación.
Rayos Cósmicos

En 1912 Victor Hess descubrió que la Tierra es literalmente bombardeada por radiación proveniente del espacio, la cual no llega hasta nosotros al ser absorbida por la atmósfera. En los años posteriores se demostró que esta radiación, denominada "rayos cósmicos, está constituida por partículas cargadas, en su mayoría protones y núcleos atómicos, de muy alta energía. Los rayos cósmicos tienen energías enormes, desde algunos GeV (1 giga-electrón-volt = 1 000 000 000 eV = 109 eV) hasta centenares de EeV (1 exa-electrón-volt = 1 000 000 000 000 000 000 eV = 1018 eV). Los rayos cósmicos ultra-energéticos son millones de veces más energéticos que las partículas producidas por lo grandes aceleradores creados por el hombre.